ESQUIZOFRÉNICA NOCHE VIVIERON LOS APASEOALTENSES ANTE HALLAZGO DE RESTOS HUMANOS Y CUATRO CABEZAS…

APASEO EL ALTO, GTO., 2 junio 2018.- Una noche de terror y miedo vivió la población de la cabecera municipal este sábado al ser encontradas tres cabezas y un torso humanos cerca del monumento conocido como “El Aguila de Luz”, localizada en la calle 16 de Septiembre, casi en la zona centro de la localidad, por si fuese poco, al otro extremo de la ciudad, abandonaron cuatro bolsas con cuerpos descuartizados.

Cerca de las 21:30 horas inició el movimiento y la confusión entre la población porque, en primera instancia, reportaron las bolsas negras de plástico que dejaron en la calle Ignacio Pérez, colonia El Rejalgar, a un costado del parque deportivo “La Colmena”.

Hacia ese punto se dirigieron los policías y soldados del Mando Único, al comprobar la certeza del reporte, acordonaron la zona para impedir que la población ingresara y contaminara la escena del crimen.

Este suceso empezó a circular en las redes sociales de Apaseo El Alto, no bien lo habían “subido” los pobladores que descubrieron las bolsas con personas descuartizadas, se hizo público otro reporte, en el sentido de que en “El Aguila de Luz” había tres cabezas humanas y un torso.

Al llegar los agentes, acordonaron el área tras verificar la existencia de las cabezas y un torso, así como una cartulina de la cual no era visible la leyenda que contenía.

Todo apunta a que las cabezas corresponden a los cadáveres descuartizados y colocados en las bolsas que dejaron en la calle Ignacio Pérez, sin embargo, esta posibilidad será desmentida o confirmada hasta que los médicos legistas efectúen análisis a cada uno de los restos para “armar” los cuerpos y dejarlos a disposición de familiares para su identificación.

Ambas zonas donde encontraron los restos humanos fueron acordonadas y resguardadas por gran cantidad de elementos de la Policía Militar, agentes de las Fuerzas de Seguridad Pública del Estado y agentes de investigación criminal de la Procuraduría General de Justicia del Estado.

Así mismo, los peritos se abocaron a la tarea de buscar indicios o huellas dejadas por los autores del suceso que conmocionó a los habitantes de esta localidad.