BALACERA Y MUERTE DENTRO DEL PANTEÓN DE SANTO TOMÁS, TRES ASESINADOS DURANTE SEPELIO Y UNO EN PERSECUCIÓN…

SALVATIERRA, GTO., 21 mayo 2018.- Tres personas muertas fue el saldo de una balacera suscitada durante un sepelio en el panteón de Santo Tomás, se desconoce el motivo del ataque a mano armada y la identidad de los autores de la masacre.

A la par, una camioneta Windstar, guinda, se volcó a un costado de la carretera Salvatierra-Acámbaro con el resultado de una persona muerta y dos heridos leves, las autoridades ministeriales investigan si hay alguna conexión entre ambos casos porque, curiosamente, ocurrió en las inmediaciones del camposanto.

Aunque las autoridades policiacas no han dado a conocer la forma en que se desarrolló esta tragedia, pudo establecerse que a las 17:00 horas se realizaba el entierro de una persona que en días pasados murió aplastada por su camioneta cuando la arreglaba.

De pronto, se desató una balacera dentro del panteón y tres de los asistentes quedaron muertos entre las tumbas, dos atrás de la Capilla y uno en el pasillo central del camposanto.

Casi al mismo tiempo, por el camino que conduce del panteón a la carretera, se escuchó el sonido de balazos y testigos vieron salir a toda velocidad dos camionetas, una en persecución de la otra, a lo largo de varias cuadras y por cerca de 300 metros sus tripulantes realizaron disparos de arma larga, cuyos proyectiles se incrustaron en paredes de las viviendas ubicadas al costado de la cinta asfáltica federal Salvatierra-Acámbaro.

En esta parte, fue donde surgió la confusión que deberán aclarar las autoridades ya que la persecución y balacera concluyó al tiempo en que se suscitó la volcadura y choque de una Windstar, guinda, contra la palmera plantada afuera de un restaurante, en su interior, quedó muerto un hombre y dos personas salieron con lesiones no de consideración.

Presuntamente, esta unidad presentaba perforaciones provocadas por las balas pero esta será una cuestión que aclararán los peritos de la Subprocuraduría de Justicia una vez que inspeccionen la carrocería, aunado a lo anterior, según versión escuchada en el lugar, los dos tripulantes que salieron casi ilesos, afirmaron que no fueron objeto de agresión alguna.

Mientras tanto, los agresores y homicidas de los tres hombres dentro del panteón, se dieron a la fuga sin que nadie pudiese aportar información acerca de sus características físicas o del vehículo que tripulaban.