LA MATARON Y ENTERRARON EN LOS LÍMITES DE GUANAJUATO Y MICHOACÁN…

CORONEO, GTO., 21 marzo 2018.- Gracias a que el olfato de un perro lo llevó a escarbar entre la tierra floja que había en un predio ubicado en la ranchería Arroyo del Durazno, quedó al descubierto el asesinato de una mujer a quien, sus victimarios, arrojaron a un agujero que quedó a medio cubrir.

Las personas que reportaron el hecho a la policía, indicaron que vieron el comportamiento del animal y, rato después, observaron que llevaba en las fauces un pedazo de pierna humana.

De esta manera, los agentes ministeriales y periciales, arribaron al sitio de intervención y vieron la fosa semidescubierta y, dentro, el cadáver de una mujer, de la cual se desconoce todo ya que, incluso, no hay certeza de que sea originaria de Coroneo o de nuestro estado porque esa zona colinda con Michoacán.

La descripción hecha por los peritos, especifica que dentro de la tumba clandestina estaba el cuerpo de una mujer en estado de descomposición, circunstancia que les impidió descubrir alguna lesión que pudiese ser la causa de su deceso.

Acerca de sus características físicas, indicaron que es una mujer robusta, de un metro con 60 centímetros de altura, cabello largo, negro, vestía sudadera rosa, blusa blanca, pantalón de mezclilla azul y botas color rosa.

Imagen de archivo.