ASESINARON A PAREJA DENTRO DE SU CASA EN “EL TUNAL”…

APASEO EL GRANDE, GTO., 6 marzo 2018.- El cuerpo de José Guadalupe, semidesnudo, tirado, bocabajo en el patio de tierra de la humilde vivienda cercada con alambre de púas, nopales y hojas de maguey en la calle Juan Alvarez, de la comunidad de “El Tunal”, era tan solo el inicio del trayecto que culminaba en la cama del cuarto de madera y techo de láminas con plástico encima.

Ahí, como si estuviera dormida, encontraron a Rosa María, muerta, su cuerpo cubierto con las cobijas de colores y encima suyo, un mono de peluche que la abrazaba. Igual que a su pareja, un balazo en la cabeza le quitó la vida.

Tenían hijos, la cifra no se confirmó, algunos vecinos dijeron que cuatro. Ninguno de ellos fue tocado por los asesinos, dentro de lo malo, lo mejor.

Por la noche, a eso de las dos de la mañana, el característico ruido de los balazos rompió el silencio en esta comunidad rural, ubicada al lado nororiente de la cabecera municipal, pero nadie les hizo mucho aprecio porque hay gente que gusta de hacer descargas por puro gusto o por apantallar.

Temprano el martes, como a las siete de la mañana, alguien que pasó por el frente de la casa, vio a José Guadalupe Vargas, de 29 años, tirado bocabajo, se acercó y descubrió que estaba muerto, en el pequeño cuarto, Rosa María, de 27 años, tampoco respondió al llamado que le hicieron.

Ya como a las 10 llegaron los agentes de la Subprocuraduría de Justicia, los peritos y los reporteros. Nadie con certeza como ocurrió este doble asesinato, esta doble ejecución. Solo que pudo ocurrir en el transcurso de la madrugada, como a las dos horas. El ruido de balazos y el arrancón de las camionetas así lo da a entender.