NO ERA UNO, HABÍA DOS CADÁVERES EN LA CAMIONETA…

CORTAZAR, GTO., 27 enero 2018.- Fueron dos personas muertas las que dejaron abandonadas en una camioneta durante la madrugada este sábado, uno de los occisos es originario del municipio de Abasolo.

Este hombre, respondió en vida al nombre de Omar Enrique Rodríguez Prado, quien era de oficio taxista; del segundo finado, nada se sabe y, estiman las autoridades, podría ser de algún municipio aledaño a Celaya.

Trascendió que, en el caso se Omar Enrique, pudo ser objeto de un “levantón” a eso de las 23:00 horas, luego de haber entregado el auto de alquiler.

Ambos tenían huellas de violencia en el cuerpo, sus victimarios les cubrieron el rostro con un trapo y los dejaron amarrados de las manos.

La camioneta, tipo Blazar, guinda, fue descubierta a las 8:00 horas por personas que pasaron a un costado de la carretera lateral del puente vehicular, en dirección a Celaya.

Al asomarse a la cabina, vieron un cuerpo en la parte de la cajuela, al ras de la cabecera de los asientos traseros.

Por esta razón, se creyó que podría haber otro cuerpo pero un agente de investigación criminal impidió a reporteros observar el momento del retiro de los cadáveres.